Grupo de consumo agroecológico de Valdepeñas

Archive for January, 2012

La buena vida

La buena vida

La filosofía del decrecimiento y la crisis revitalizan los grupos que buscan la felicidad con menos consumo

Medio ambiente | 23/07/2011 – 03:31h

Antonio CerrilloAntonio Cerrillo (Barcelona)

La crisis y los cambios de valores están provocando un auge de los grupos de la buena vida, un fenómeno que está renovando el movimiento neorrural y empieza a arraigar en sectores urbanos. Jóvenes sobradamente preparados han optado por dar un giro en su vida dando portazo al crédito, al consumo desmedido y al derroche de materias y energía. Han descubierto que el paraíso no era tener un empleo de asalariados trabajando ocho horas al día, sino que el bienestar personal puede estar en una casa en el campo compartiendo proyectos colectivos y dedicando más tiempo al ocio o las actividades culturales y asociativas. Su economía es básicamente no dineraria y, aunque optan por poner límites al consumo por motivos ambientales, creen que eso no impide transitar un camino hacia la felicidad.

Un grupo de ocho jóvenes residentes en Barcelona de varias nacionalidades (cuatro chicos y cuatro chicas) acaban de trasladarse a Can Flor, una vieja casa rural de Santa Maria de Martorelles (Vallès Oriental). La vivienda está por reformar,… seguir leyendo

¡A limpiar tocan!

Os proponemos una receta muy ecológica para la limpieza con productos naturales. La dejamos en el recetario, ya nos contaréis cómo os funciona.

Nada, nada…que no es todo salidas y comidas, que limpiar hay que limpiar, si es con productos naturales mejor y además el mandil ¡¡ya lo tenemos preparado!!

Al día

Os contamos…

que hoy varios componentes del grupo de Valdepeñas y Daimiel  junto con nuestras hortelanas hemos asistido a un taller de certificación participativa en Madrid. Para quien no conoce este término:

Certificación participativa: sabemos que hay much@s productor@s que no pueden (sobre todo por cuestiones económicas) y/o no quieren (por cuestiones socio-políticas) conseguir una certificación “oficial-legal” ecológica para sus productos. Por eso, hace tiempo que existe este concepto de la certificación participativa, que viene a ser un sistema de mutuo acuerdo y de confianza establecido entre el/la productor/a y sus consumidor@s para “certificar” que los productos son ecológicos, dentro de unos parámetros establecidos de mutuo acuerdo entre las 2 partes. En estos parámetros normalmente se tienen en cuenta otros factores además de lo ecológico, como las condiciones laborales, la implicación social del proyecto (desarrollo rural, integración, mujer, educación…), etc.
Es por tanto una certificación por segunda parte (estamentos no oficiales) llevada a cabo por personas voluntarias (productoras y consumidoras) involucradas en la iniciativa de agricultura de responsabilidad compartida.

Este tema posiblemente lo trataremos en una próxima asamblea..

Y también os contamos…

que esta semana un nuevo grupo comenzará sus andaduras en Valdepeñas. Les deseamos un buen inicio saludable y alegre!!

Esperamos a todos l@s componentes que os aporte tantas satisfacciones como a nosotr@s.

Y para terminar…

La huella de Carmela. Desde Granada

Aunque estamos lejos de poder disfrutar de las pequeñas cosas como Carmela, ahi teneis este pequeño corto cargado de ternura y con buenas ideas como las que tenian nuestras abuelas (y sin huella).

Tag Cloud